Embarazo y lactancia

Aprende con nosotros

Un descuido en la higiene oral con el consiguiente acúmulo de placa bacteriana. Las bacterias de la placa dental utilizan el azúcar que comes para producir ácidos que atacarán el esmalte de tus dientes provocando caries.

Es muy importante mantener las encías sanas, porque la periodontitis o inflamación de las encías podría aumentar el riesgo de parto prematuro o bebé de bajo peso.

El aumento de picoteo y antojos durante el embarazo, las ingestas más frecuentes y la tendencia a comer más dulce, conlleva un mayor riesgo de caries.

Las náuseas y vómitos; la mujer gestante tiende a cepillarse menos porque el simple cepillado dental hace que las náuseas estén presentes. El ácido del estómago provoca una erosión del esmalte del diente volviéndolo más susceptible a la caries.
Un descuido en la higiene oral con el consiguiente acúmulo de placa bacteriana. Las bacterias de la placa dental utilizan el azúcar que comes para producir ácidos que atacarán el esmalte de tus dientes provocando caries.

El aumento de estrógenos y progesterona, provoca cambios hormonales y vasculares que favorecen la inflamación de las encías y los tejidos de soporte del diente. Es muy importante mantener las encías sanas, porque la periodontitis o inflamación de las encías podría aumentar el riesgo de parto prematuro o bebé de bajo peso.

El aumento de picoteo y antojos durante el embarazo, las ingestas más frecuentes y la tendencia a comer más dulce, conlleva un mayor riesgo de caries.

Las náuseas y vómitos; la mujer gestante tiende a cepillarse menos porque el simple cepillado dental hace que las náuseas estén presentes. El ácido del estómago provoca una erosión del esmalte del diente volviéndolo más susceptible a la caries.
Los estudios demuestran que una embarazada que sufre de periodontitis (infección grave de las encías y del hueso que sostiene a los dientes), tiene el doble de riesgo de dar a luz a un bebé prematuro.

A pesar de que la asociación entre la enfermedad de encías de la embarazada y un parto prematuro ha quedado demostrada, aún no queda claro el mecanismo por el cual ocurre. Se cree que por un lado las bacterias de las encías llegan a la sangre y afectan directamente al feto, al igual que también la inflamación en la encía activa es una respuesta inflamatoria generalizada que llega también a la placenta y al feto. En ambos casos, sea por bacterias, por un proceso de inflamación o por ambos, el cuerpo reacciona pudiendo provocar parto prematuro.
Los dientes se forman desde que el bebé está en nuestra barriga. Aunque tu bebé nazca y tú solo le veas encías, debes saber que debajo ya están los dientes de leche preparados para salir, cada uno a su tiempo.

Los dientes de leche se empiezan a formar a la 6ª semana de embarazo y terminan de formar sus raíces hacia los 3 años. -
El embarazo no es una enfermedad por lo que la embarazada puede recibir el tratamiento dental que precise. Durante el primer trimestre se suelen realizan sólo tratamientos de urgencia, ya que es durante el primer trimestre cuando se van a formar las estructuras principales.

El segundo trimestre suele ser el momento ideal para realizar cualquier tratamiento dental, no existiendo ningún problema en utilizar anestesia local para asegurar la analgesia durante el tratamiento.

El examen radiográfico es un importante instrumento diagnóstico y de seguimiento de algunos tratamientos dentales. El haz de rayos radiográficos no va dirigido hacia el abdomen y la cantidad de radiación que se produce es pequeña, por lo que podrán realizarse radiografías dentales durante el embarazo siempre y cuando se ponga un delantal de plomo que cubra el abdomen de la embarazada y proteja al bebé.

En el último trimestre del embarazo puede resultar molesto el permanecer sentada en el sillón dental durante un período prolongado de tiempo y es por ello que se procura evitar la realización de tratamientos largos, aunque no existe inconveniente en practicar tratamientos dentales. El dentista se ocupará de que el abdomen no dificulte el retorno venoso de tus piernas.
Sí, es de vital importancia porque:

- La succión del pecho es una actividad esencial para el correcto crecimiento y desarrollo de su boca.

- Los niños que tienen una lactancia materna adecuada presentan menos problemas de maloclusiones que los alimentados con biberón desde los primeros meses.

- La leche materna contiene anticuerpos responsables de la defensa de su organismo.

- La lactancia le proporciona satisfacción, placer y seguridad.
La lactancia materna no produce caries por causa–efecto. La causa principal de la caries es la presencia de azúcar libre en la dieta y la ausencia de una correcta higiene. La lactancia materna con la saliva, potencia la protección y el refuerzo inmunológico del bebé, motivo principal por el que sin dientes, no es necesario cepillar las encías.