Bebés y niños

Sedación consciente mínima

Una técnica efectiva y muy segura

Son muchos los niños, adolescentes y pacientes especiales que tienen miedo, angustia y ansiedad dental, ya sea por su corta edad, su inmadurez psicológica o por un temor difícil de manejar, no pueden ser tratados con técnicas de conducta convencionales. Por ello es fundamental que el paciente con miedo sea tratado de una forma correcta, cercana y con mucho cariño.

En nuestra clínica disponemos de sistema de sedación consciente mínima. Se trata de una mezcla de dos gases que se dispensa a través de una pequeña máscara de respiración, que se coloca sobre la nariz del niño, lo que permite que se relaje, pero sin dormirlo.

Durante la inhalación del gas tu hijo sigue estando plenamente consciente y mantiene todos los reflejos naturales. Esta técnica es apropiada y está indicada en tratamientos de pacientes infantiles, adolescentes, así como en paciente con necesidades especiales.

La eliminación del gas es súper rápida y sin efectos secundarios.